Archivo de la etiqueta: pollo

PECHUGAS RELLENAS

Unas pechugas de pollo, con un pequeño toque de imaginación, se transforman en una cena distinta; pero igual de saludable.

Por cada comensal usaremos:

– una pechuga de pollo, sin grasa.

– 1/2 zanahoria mediana

– 1/3 pimiento mediano

– 1 cucharada de crema de leche reducida en grasas

– 1 cucharadita de café de mostaza

Cortamos los vegetales a lo largo, y los blanqueamos unos minutos en agua hirviendo. Retiramos y enfriamos las verduras en agua fría.

Con un cuchillo filoso hacemos un “bolsillo” en nuestra pechuga; y introducimos allí las zanahorias y pimientos.

Salpimentamos discretamente; y doramos de ambos lados en una sartén con unas gotas de aceite de oliva, a fuego fuerte.

Una vez doradas, colocamos en una fuente a horno mediano, durante 20 minutos aproximadamente, girando a mitad de cocción.

Recordamos que, al presionar la pechuga debe estar firme, no blanda.

Acompañamos con una crema suave, a la que mezclamos la mostaza y entibiamos en microondas o a baño maría.

DSC_0243

ESTRELLA: la pechuga es la porción de carne de pollo que posee menos grasa saturada dentro de la fibra muscular.

Esto la vuelve más tentadora por lo saludable, pero también un poco más seca en la cocción. Es por ello que no debemos pasarnos de su punto justo, para conservar su textura.

Al ser más magra, podemos acompañarla en ocasiones con alguna salsa más contundente o cremosa.

Las verduras cocidas o las ensaladas frescas aportan una variedad casi infinita de combinaciones.

Buen provecho!

 

Anuncios

POLLO CON GUARNICION

Para una noche fresca podríamos presentar unas deliciosas patitas de pollo, acompañadas con una guarnición de distinto tipo de vegetales.

Se prepara en una olla- horno; o en una de nuestro gusto de tamaño grande, a la que estemos habituados.

Para cada comensal calculamos:

-2 patas de pollo sin piel

– 1 zanahoria mediana

– 1/2 taza de arvejas

– 6 champignones

– 1/2 caldo de vegetales pobre en sodio

– 2 cucharadas de vino blanco

– pimienta blanca, tomillo, orégano y escasa sal.

Colocamos nuestra olla a fuego fuerte y sellamos el pollo ( doramos girando las piezas durante pocos minutos). No es necesario añadir aceite o manteca, ya que aunque quitemos la piel, siempre queda una pequeña cantidad de materia grasa.

Añadimos el vino blanco y dejamos evaporar el alcohol 1 minuto; luego del cual colocamos el caldo diluido en agua caliente, y bajamos el fuego a medio tapando nuestra olla.

Aquí limpiamos y cortamos en trozos longitudinales la zanahoria y la colocamos a cocinar.

Damos vuelta nuestro pollo y corroboramos que tenga líquido, agregamos los condimentos; y en los últimos minutos, las arvejas y los champignones.

Servimos cuando la carne de las patas esté firme a la presión de nuestro dedo, pero no dura.

Imagen

ESTRELLA: las arvejas.

Esta legumbre tan incorporada a nuestra dieta es muy rica en fibras (25 gramos por cada 100), y una excelente fuente de energía por su proporción en hidratos de carbono complejos.

Es rica en magnesio, calcio y hierro no hem.

Su aporte de vitaminas es principalmente folatos y carotenos.

Combinada con otros alimentos ricos en proteínas, se aprovecha al máximo su alto valor proteico.

¡ Rica y saludable!

 

 

BROCHETTES DE POLLO

Estos deliciosos palitos son fáciles de preparar y  resuelven una cena de semana, acompañando una ensalada.

Se preparan con (por comensal):

– 150 gramos de pollo sin piel

– tomates cherry , 1 docena

– 1 cebolla mediana

–  palitos de brochette

– sal, pimienta y aceite de oliva  

Precalentamos el horno a temperatura fuerte – 200 a 210 grados-

Cortamos la cebolla en trozos medianos, así como el pollo.

Salpimentamos.

Colocamos los distintos ingredientes en forma alternada.

Pintamos con aceite de oliva y cocinamos en la parrilla del horno.

Giramos para dorar en forma pareja.

,Imagen

   ESTRELLA: el brochette.

Esta forma de preparación de alimentos nos permite una creativa manera de combinar  vegetales solos o con distintos tipos de carnes. También puede realizarse un rico postre de frutas o una entrada o colación de quesos.

Son vistosos, se preparan fácilmente y pueden servir para un día agitado de entrecasa o una ocasión más presentada.

Además, todos los miembros de una familia o grupo de amigos pueden colaborar en la cocina…

¿Se te ocurre otra ventaja ?

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     

ARROZ CON POLLO

Un delicioso y clásico arroz “amarillo” con pollo, para disfrutar sin culpas en una versión saludable.

Para empezar necesitamos, por persona:

– 3 cucharadas de arroz integral

– 150 grs. de pollo a elección, sin piel ( el peso es de porción comestible, o sea, descontando el peso de huesos)

– 1/2 cebollita

– 1/2 pimiento rojo o verde ( o un poco de ambos)

– caldo desgrasado de gallina

– mezcla de especias amarillas para arroz, o azafrán si tiene la posibilidad.

Cocinar el arroz integral a fuego bajo. 

Aparte, dorar la pieza de pollo colocando una cacerola tipo olla-horno a fuego fuerte, sin añadir materia grasa. Una vez dorada de ambos lados, retirar, bajar el fuego, añadir una cucharada de aceite y rehogar la cebolla y el pimiento picados.

Cuando la cebolla transparente, colocar nuevamente el pollo, subir el fuego a moderado, añadir parte de caldo y tapar.

Mientras se cocina diluir las especias amarillas en una taza de caldo.

Cuando ya el pollo esté casi en su punto de cocción ( firme a la presión con un dedo), colocamos el arroz integral colado y el caldo, mezclando bien.

Salpimentamos si es necesario, en poca cantidad.

¡Y listo el pollo!

Imagen

Con este plato aportamos a nuestro organismo proteínas, hierro, hidratos de carbono complejos, vitamina B, y fibra en cantidad.

Tiene bajo porcentaje de grasas saturadas.

ESTRELLA: Seguir comiendo lo que nos gusta, igual de rico pero exagerando lo sano y disminuyendo al máximo lo peligroso.

¡ Buen provecho!

POLLO A LAS HIERBAS CON ENSALADA MULTICOLOR

Las proteínas son componentes fundamentales de una alimentación equilibrada. Una de sus principales fuentes son las carnes.

Comiendo la cantidad adecuada y evitando el exceso de grasa; sólo nos aportan beneficios.

Este pollo es delicioso y muy nutritivo.

Para cada persona, necesitamos:

– 1 pata-muslo trozada en 2 o 1 pechuga mediana

– para pincelar: 1 cucharada de aceite de oliva, sal (poca cantidad), pimienta, ají molido, salvia y tomillo.

Mezclar los elementos citados y pincelar las presas a las que les hemos quitado toda la piel.

Sellar ( dorar en fuego fuerte) en una olla horno, de ambos lados.

Luego, bajar el fuego, tapar y cocinar girando con una pinza para lograr una coccción uniforme.

Para saber el punto de cocción del pollo debemos presionar la superficie de la pieza mayor con el pulgar; notando el cambio de consistencia de blando a firme ( sólo es cuestión de practicar).Image

Mientras se cocina nuestro pollo, preparamos la ensalada multicolor.

Consta de : un tomate chico en ruedas, 1/2 cebolla chica en aros, 2 hojas de repollo sin nervaduras y cortado fino, 2 hojas de lechuga troceadas.

Se condimenta con jugo de limón exprimido, aceite de maíz y sal ( acostumbremos el paladar a cada vez menos sal).

Image

Este plato aporta proteínas de buena calidad, hierro hem (del pollo); más carotenos, fibra y vitamina C de la ensalada.

Tiene grasa saturada en cantidad discreta, y más saludables aportadas por el aceite.

ESTRELLA: la carne de pollo. Sin la piel, tiene menos grasa y menos calorías que la carne de vaca ( 112 calorías de una pechuga magra frente a 131 de un bife desgrasado).

Aporta 1 gramo de hierro por cada 100 de carne.

Posee vitaminas del complejo B.

Acepta múltiples preparaciones y formas de cocción, y su carne es de sabor suave, permitiendo inmumerables combinaciones.