FIBRAS: TRUCOS Y SUGERENCIAS

Imagen

Aunque conozcamos de memoria los innumerables beneficios de una dieta rica en fibras, la rutina y la costumbre pueden lograr que no aumentemos su consumo.

Aquí van algunas “ayudas”:

– Si nos decidimos a aumentarlas no lo hagamos todo a la vez, ya que ello puede ocasionarnos molestias intestinales (distensión y dolor).

Es bueno ir agregando progresivamente frutas, verduras o cereales extra, en el transcurso de semanas.

– Al aumentar la ingesta de fibras, debemos también aumentar los líquidos.

– Si somos responsables de un menú familiar, consultemos con el pediatra antes de hacer estos cambios en la dieta de los niños muy pequeños.

Imagen

 Algunas formas prácticas para agregar gramos de fibra a nuestra vida diaria:

DESAYUNO

– Cambia el pan blanco o las galletitas por panes de grano entero, salvado, centeno o galletitas multicereal.

– En vez de panes prueba una taza de cereales con leche o yogur.Inventa tu propia granola con tus elementos favoritos.

– Deja preparada una compota de frutas con su cáscara-como manzanas- o una de orejones de ciruelas o duraznos.

ALMUERZO

– Las frutas son fáciles de transportar y duraderas. Si son seguras, es ideal comer la cáscara (sobre todo, las de cultivo ecológico)

– Si comemos fuera de casa, al sandwich rápido de jamón y queso podemos agregarle tomates, lechuga, pepino, aros de cebolla, hojas frescas de espinaca…

– Las tartas o empanadas son una solución en los días de trabajo: usemos masa integrales y rellenos con vegetales.

Al ligue de crema o bechamel podemos añadirle avena arrollada, o semillas trituradas.

– Una ensalada de legumbres o cereales es siempre una salvación:elija arroz integral mezclado con arvejas, pimientos y atún; o lentejas con arroz y el vegetal de su preferencia.

TARDE

– Las barras de cereal están en cualquier quiosco como una verdadera salvación. Observe que estén libres de grasas trans.

– El pochoclo (palomitas de maíz) además de rico tiene gran contenido de fibras.

– Picotear trozos de vegetales como zanahorias, apio, hinojo o tomates cherry, podría transformarse en una buena costumbre.

– Si nos decidimos por una merienda fuerte, siempre podemos agregar frutas a nuestro pastel, nueces, almendras, o unas cucharadas de avena junto a los otros ingredientes.

CENA

– Existe una buena oferta de pastas secas y frescas, además de buenas recetas para usar harinas integrales. 

Si no nos decidimos, podemos optar por pastas rellenas con espinaca o calabaza, o por salsas ricas en vegetales.

– Una buena porción de carne roja o blanca siempre acepta una guarnición de coloridos vegetales braseados, salteados u horneados; o, una exquisita ensalada de estación.

Imagen

Seguro que las ideas son muchísimas más, pero sea cual sea, lo importante es poder volcarlo en nuestra mesa diaria, y aunque  de a 1 gramo, volverlo una realidad.

¿Quieres hacer tu propia lista de ideas ricas en fibras?

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s