Archivos Mensuales: abril 2014

BROWNIE

Pensar en una porción de torta de chocolate, además de placer, muchas veces adiciona la preocupación del “no permitido”.

Esta torta, originalmente contiene 2 ingredientes súper-saludables: el chocolate y las nueces.

Si hacemos unos discretos cambios en el resto, nos encontramos con una opción riquísima y con más positivos que alarmas.

Para realizarla necesitamos:

– 100 gramos de margarina libre de grasa trans

– 100 gramos de chocolate de taza con 60% cacao

– 2 huevos

– 100 gramos de azúcar

– 50 gramos de harina integral

– 1 cucharadita de polvo de hornear

– 80 gramos de nueces troceadas

Tamizamos la harina con el polvo de hornear y las nueces en trozos.

Batimos los huevos con el azúcar hasta punto letra.

Derretimos el chocolate a baño maría,y lo batimos con la margarina. Unimos éstas 2 últimas preparaciones.

Por último, incorporamos la harina con movimientos envolventes.

Colocamos en un molde cuadrado de 25 cm. de diámetro (más chico si la preferimos de mayor altura).

Horneamos a temperatura de 170 grados durante aproximadamente 25 minutos. Debe tener aspecto húmedo en su superficie, aunque al introducir un palillo, ya esté a punto..

¡A disfrutar!

DSC_0626

ESTRELLA: LAS NUECES.

Este fruto seco es de gran valor para reducir los niveles de colesterol gracias a su riqueza en ácidos grasos poliinsaturados.

Es rico, además, en potasio, fósforo, hierro y calcio; teniendo niveles significativos de vitamina E.

Precaución: la cantidad de calorías. Remitámonos a disfrutar de una sola porción para no sumarlas en exceso.

 

 

PASTA CON CORONA DE VEGETALES

Este es un plato pura energía: está repleto de carbohidratos:

los de la pasta. de uso más rápido; y los complejos de los vegetales, repletos de fibra, que proveen energía más tardíamente pero en forma más prolongada…

Es un plato pobre en proteínas y en grasas; ideal para un almuerzo en el que hay que continuar en intensa actividad física o intelectual.

Se hace en pocos minutos, y es delicioso.

Para 4 personas necesitamos:

-400 a 500 gramos de fideos secos tirabuzón (según edad y voracidad de comensales);

-50 gramos de queso en hebras de bajo tenor graso;

– 1 pimiento rojo;

– 1 berenjena chica

-1 zanahoria grande

-1 cucharada grande de aceite de oliva

– sal fina(poca)

– salvia

– aceite en crudo o manteca light para la pasta

Cocinar la pasta al dente.

Mientra, cortar en cuadrados no tan pequeños ( de 3 cm. de lado, más o menos), el pimiento y la parte exterior de la berenjena.

Pelar y cortar en delgadas ruedas la zanahoria.

Colocar el aceite de oliva en un sartén y cocer a fuego fuerte los vegetales revolviendo con cuchara de madera. Salar y esparcir sobre ellos la salvia. Sólo cocinaremos unos minutos, los vegetales deben quedar algo dorados y crujientes.

Colar los fideos y colocar poco medio graso.

Servir los fideos con un pequeño copete de queso, y rodeados por una corona de vegetales.

Imagen

ESTRELLA: Consumir carbohidratos durante una jornada activa, nos provee de la energía necesaria para un alto rendimiento.

No se acumulan como calorías, ya que son gastados en nuestra actividad, y al no estar acompañados de grasas ni proteínas en forma significativa, no se retrasa la digestión ni se añade material calórico extra.

Una verdadera bomba de energía.

 

 

ROLLITOS DE PESCADO

El pescado en argentina, es la carne menos consumida.

Es que tenemos fácil acceso a la carne roja; y en comparación,nuestro pescado es caro y a muchos lugares sólo llega congelado.

Sin embargo su consumo es fundamental para nuestra salud, por lo que trataré de ayudar a reivindicarlo.                                             Una variante para un filet de pescado, que realza la vista y el sabor; sin perder la simplicidad; es el pescado enrollado.

Necesitamos, por cada persona:

– un filet de pescado. de 150 gramos, sin espinas,

– media cebolla de verdeo, tanto la parte blanca como la verde,

– un cuarto de puerro mediano,

– un cuarto de pimiento verde

– una cucharada de aceite de maíz,

– dos cucharadas de arroz

– dos champignones para decorar.

– pimentón

– caldo de verduras

En una sartén a fuego bajo, cocinamos en el aceite el puerro, la cebollita de verdeo con su parte verde finamente troceada, y el pimiento.

Estiramos el filet sobre una tabla y salpimentamos.

Colocamos los vegetales en uno de los extremos del pescado y enrollamos, presionando un poco. Sujetamos con palillos.

Cocinamos unos minutos en el caldo de verduras; hasta que su carne quede de color blanco.

Cuidamos que no se rompa, usando espátulas anchas.

Mientras habremos cocido nuestro arroz, moldeándolo a gusto, y decorando con los champignones.

Al final espolvoreamos el pimentón.Imagen

ESTRELLA: consumir pescado de mar 2 veces a la semana,preferentemente de aguas profundas

De paso, disminuimos el consumo correspondiente de carne de vaca,,,¡ A intentarlo!

 

 

TARTA RAPIDA DE ATUN

Cuando el tiempo urge y tenemos apetito, existe la costumbre de comer “cualquier cosa” .

Tal vez sea más una costumbre que una realidad. Podemos elegir rico y sano ocupando poco tiempo.

Esta tarta de atún para una familia tipo se prepara mientras realizamos otras actividades.

Necesitamos:

-una masa de tarta comprada de harina integral

– una cebolla mediana

– 2 huevos

– latas de atún en aceite, 3 de 170 gramos aproximadamente.

Encendemos el horno a fuego medio. Colocamos los huevos en agua y hervimos 10 minutos. 

Mientras tanto, picamos la cebolla muy pequeña y la sudamos en 1 cucharada de aceite.

Mezclamos con el atún escurrido.

Armamos la tarta colocando los huevos pelados y cortados en octavos. 

Dejamos que el horno haga lo suyo; y cuando está lista, disfrutamos.

Imagen

ESTRELLA: El atún es un pez azul que vive en aguas profundas.

Por ésto, acumula en su cuerpo ciertas grasas que son muy beneficiosas para nuestro organismo.

El atún enlatado en aceite conserva estas propiedades.

Cien gramos de atún en aceite contienen casi 8 gramos de ácidos grasos monosaturados y 13 de poliinsaturados.

Toda esta grasa poliinsaturada se desglosa en ácidos linoleico , linolénico, EPA y DHA; todos ellos de acción casi milagrosa en nuestro cuerpo.

Tiene más calorías que el atún fresco, pero su consumo vale la pena.