PASTAS CON SALSA CRUDA

Esta deliciosa receta, de aire mediterráneo, es especial para disfrutar de las pastas en el verano.

Liviana, simple de hacer y con la asombrosa combinación de lo frío y lo caliente en un mismo bocado. ¡Vale la pena probarla!

Para cada porción contamos con:

– 100 gramos de pasta seca, de colores (vendida en el mercado como de vegetales)

– 1 tomate mediano maduro pero firme

– aceite de maíz o girasol, 2 cucharadas.

– albahaca fresca

Cocinamos la pasta a nuestro gusto, mientras preparamos la salsa cruda.

Para ello, cortamos al medio el tomate y lo rallamos desechando la piel.

Condimentamos con sal y colocamos el aceite batiendo bien hasta obtener una mezcla homogénea y brillante.

Servimos de inmediato, con la pasta caliente y la salsa sobre ella sin mezclar, y acompañamos con hojas de albahaca.

Imagen

Además de obtener energía de los carbohidratos, esta pasta ofrece todas las virtudes del tomate fresco, nuestra

ESTRELLA: el tomate es fuente de vitamina C y E, potasio, ácido fólico y betacaroteno .

Es un potente antioxidante, pues además de ácido ascórbico contiene polifenoles y flavonoides.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s